La mayoría de gente que compra una vivienda en España en la actualidad lo hace porque quiere cambiarse de casa. El número de personas que compran casa por primera vez es menor, ya que los jóvenes tienen mayores dificultades para acceder a una vivienda.

Además, después del confinamiento, muchas personas se han dado cuenta de que su actual vivienda no se ajusta a sus necesidades y han decidido venderla para comprar una mejor.

Aunque la operación de vender una vivienda para comprar otra es muy común, dependiendo de las circunstancias puede convertirse en una operación complicada.

En este post vamos a explicarte en qué consiste y qué opciones tienes, pero te recomendamos que para llevarla a cabo confíes la gestión en profesionales del sector.

vender con tecnocasa

Los agentes Tecnocasa, por ejemplo, son expertos en este tipo de operaciones, y se encargarán de todo para que tú no tengas preocuparte por nada.

Comprar y vender a la vez, ¿qué opciones tengo?

Si quieres comprar casa y vender a la vez, tienes que plantearte qué opciones tienes en función de tu situación económica y de la urgencia que tengas en comprar una casa nueva.

El problema es que, aunque hayas encontrado la casa de tus sueños, puede que no vendas la tuya a tiempo para comprarla.

Si tienes ahorros y no necesitas esperar a vender la tuya para comprar otra ¡enhorabuena!. Esa es la situación ideal. Por desgracia, la mayoría de las personas no tenemos la capacidad económica para hacer algo así.

Otra opción es que tengas unos ahorros, no tantos como para comprar una casa, pero sí los suficientes para pedir financiación a un banco. Ten en cuenta que si ya tienes una hipoteca, esa segunda se sumará a la anterior de manera temporal.

La hipoteca puente, una buena opción

En este caso, quizás te interese una hipoteca puente. Si contratas este producto, el banco te prestará el dinero necesario para comprar tu nueva vivienda y absorberá la hipoteca de la actual.

De esta manera, tú solo tendrás que pagar una única cuota al mes mientras vendes tu casa. Normalmente con esta opción cuentas con un plazo de entre dos y cinco años, dependiendo de las condiciones del banco, para vender con tranquilidad.

Si pasado ese plazo aún no has vendido tu casa, tendrás que pagar las dos hipotecas en una cuota única. Si, por el contrario, vendes tu vivienda dentro del plazo, el banco cancelará la hipoteca o parte de ella y la cuota se normalizará.

Si te interesa esta opción de la hipoteca puente, contacta ya con Kìron, la red de intermediarios de crédito del Grupo Tecnocasa. Ellos te explicarán con todo detalle y te buscarán la mejor opción para ti de entre toda la oferta bancaria.

Pactar el tiempo de entrega

Como decíamos antes, la gestión de los tiempos es otro de los problemas que te puedes encontrar al comprar una casa y vender a la vez.

comprar y vender casa al mismo tiempo

En este caso, otra opción que tienes si ya has vendido tu casa pero aún vas a tardar un poco en poder mudarte a la nueva es pactar el tiempo de entrega con el comprador.

En el contrato de arras puede figurar que la firma del contrato y la entrega de la vivienda no se hará hasta una determinada fecha. Esto te dará un poco más de tiempo para planificar el traslado a tu nuevo hogar.

Comprar y vender a la vez sin perder dinero

Otra de las preocupaciones más comunes si vas a vender una vivienda y comprar otra es la de perder dinero con la operación. Bien por la urgencia en realizar la operación, que te puede hacer aceptar ofertas que no te convienen, bien por no conocer el mercado.

Por eso, de nuevo insistimos en que dejes esta operación en manos de profesionales. Las oficinas Tecnocasa conocen a la perfección el mercado inmobiliario de la zona donde trabajan y sabrán asesorarte para que vendas y compres al mejor precio.

Ventajas de vender y comprar al mismo tiempo

Aunque, como ves, no es fácil vender y comprar una vivienda al mismo tiempo, lo cierto es que se trata de una operación inmobiliaria muy habitual en nuestro país. Y eso es porque también tiene sus ventajas.

La primera y más obvia es que te puedes cambiar de casa sin tener que asumirlos costes de dos viviendas, algo que tendrías que hacer si después de comprar la casa nueva , la vieja todavía sigue siendo tuya.

La segunda ventaja es fiscal. Si vendes tu vivienda habitual y reinviertes el dinero en otra que también será tu vivienda habitual, puedes aplicarte la exención por reinversión en vivienda habitual. Así no tendrás que pagar a Hacienda por la ganancia patrimonial obtenida.

Si después de leer este post te has decidido a comprar casa y vender a la vez, contacta ya con tu oficina Tecnocasa más cercana. Ellos resolverán todas las dudas que te queden y se encargarán de que todo el proceso se lleva a cabo con éxito.